Ya sea que se trate de un viaje de negocios o de esas merecidas vacaciones que todos soñamos durante el encierro, no hay nada más aterrador que la pesadilla moderna de contraer el virus en algún lugar lejos de casa. Nada vale la pena el riesgo de estar solo y en cuarentena en un país extranjero, depender de un sistema de salud extranjero y sentirse completamente indefenso.

El mundo se está poco a poco replantando el hecho de cruzar fronteras y se prepara para viajar bajo las estrictas medidas de seguridad que imponen los países y las aerolíneas. Ahora es el momento de ver si hay algo más que podamos hacer para asegurarnos de que estamos realmente protegidos y poder evitar escenarios del peor de los casos que probablemente afectarán a muchos en el futuro previsible.

La Nueva Normalidad 

Las aerolíneas y los aeropuertos están tomando todas las precauciones para que los viajes sean lo más seguros posible. Desde la desinfección masiva de espacios y superficies públicas hasta las medidas para reducir el contacto entre el personal y los pasajeros; desde verificar la temperatura de todos hasta las pruebas de PCR; desde la entrega kits de higiene a cada pasajero hasta el exhaustivo control para asegurarse de que los pasajeros usen la mascarilla desde el momento en que ingresan al aeropuerto hasta su destino. Todos estos esfuerzos son realmente notables.

El Vacío en Nuestra Protección Personal

Pero incluso con todas estas medidas de precaución, todavía existe la sensación de que seguimos siendo vulnerables. Para empezar, nunca sabemos con quién podríamos sentarnos. Esto siempre es un problema cuando viajas, pero en estos momentos puede resultar algo aterrador, ya que la persona que tienes al lado puede no querer utilizar la mascarilla o simplemente se les cae mientras duermen. Además, todo el mecanismo de verificación de la temperatura deja mucho margen de error, ya que los virus tienen algunos días de incubación, lo que significa que una persona asintomática puede ser contagiosa. Todo esto nos deja vulnerables, incluso cuando cumplimos todas las medidas de seguridad.

La última capa de protección personal

Taffix llena ese vacío en nuestra protección personal. El spray nasal de 5 horas bloquea hasta el 97% de los virus transmitidos por el aire, incluida su eficacia comprobada contra el virus actual, la gripe común y varios otros virus respiratorios transmitidos por el aire. No es una alternativa a las medidas de seguridad antes mencionadas, pero proporciona el complemento perfecto en nuestra necesidad de protección completa cuando se utiliza como parte de la nueva rutina de viaje.

¿Cuándo utilizar Taffix?

Es recomendable utilizar Taffix unos minutos antes de acceder al aeropuerto, ya que tarda unos 50 segundos en activarse desde el momento de su aplicación y su efecto dura hasta 5 horas. Se puede utilizar hasta 3 veces al día, permitiendo así una protección durante todo el viaje.

¿Cómo funciona Taffix?

Taffix tiene un mecanismo de doble acción que proporciona protección tanto química como mecánica. El spray crea una barrera de gel ultradelgada en la cavidad nasal que reduce el pH natural de la nariz a 3,5, donde hasta el 97% de los virus en el aire no pueden sobrevivir. El gel, a diferencia de una solución líquida que se evaporaría después de unos minutos, dura 5 horas. Estos 2 factores son el secreto de la eficacia clínica de Taffix.

Viajar seguros

Los aviones, como los trenes y los autobuses, utilizan un sistema de aire central que crea un caldo de cultivo ideal para los virus. Esta es la razón por la que es tan común contraer algún virus después de un largo vuelo. Basta con que una sola persona se infecte para que muchos pasajeros se contagien. Hasta ahora, esto solía parar con la gripe, y podía ser común encontrarnos un poco debíles después de viajar.

Con Taffix como parte de tu rutina de viaje, tendrás una eficaz capa de protección personal adicional. Protegernos a nosotros mismos es una forma de contribuir a la lucha colectiva contra la pandemia global.